Intercambiador de calor de gases de escape para calderas de vapor
Intercambiador de calor de gases de escape para calderas de vapor
Intercambiador de calor de gases de escape para calderas de vapor
Componentes para calderas de vapor

Intercambiador de calor de gases de escape para calderas de vapor

Con una recuperación efectiva del calor de los gases de escape, se ahorra hasta un 14 % del combustible y, al mismo tiempo, se reducen las emisiones. El intercambiador de calor de gases de escape, también denominado economizador, es parte del equipamiento estándar para un funcionamiento de la caldera respetuoso con el medio ambiente y con un consumo óptimo de energía.

Caracteristicas técnicas
  • Recuperación de calor efectiva y reducción de las pérdidas en los gases
  • Máxima eficiencia utilizando tecnologías de condensación
  • Ahorro de combustible de hasta un 7 %, e incluso hasta un 14 % utilizando un intercambiador de calor a condensación adicional agua abajo
  • Control inteligente para una larga vida útil manteniendo un alto nivel de eficiencia
  • Integración compacta en la caldera o versión autosoportada para una fácil modernización
  • Enfriamiento del agua de alimentación o precalentamiento del aire de combustión como alternativas al intercambiador de calor a condensación
  • Opcional con bypass para el arranque, para aumentar la vida útil
Más información de utilidad

Los gases fluyen por la caldera hasta la salida de humos donde todavía tienen un gran potencial de calor a alta temperatura. Para evitar pérdidas innecesarias en los gases de escape, es muy aconsejable instalar un intercambiador de calor. Este componente eficiente extrae el calor de los gases para precalentar el agua de alimentación, reduciendo con esto los costes de combustible al generar vapor.

Con un intercambiador de calor a condensación recuperamos el calor de los gases y, además, aprovechamos el calor latente liberado en la condensacion. Además, se condensa el agua generada en la combustión. La energía liberada precalienta, por ejemplo, el agua fría. De forma alternativa, el calor también sirve para precalentar el agua de otros procesos o como apoyo de calentamiento para otras aplicaciones.

El uso efectivo del calor residual recuperado permite un ahorro de combustible de hasta un 7 %. En combinación con tecnologías de condensación, el potencial de ahorro aumenta en otro 7 % adicional. Gracias a la reducción drástica de costes de combustible, el intercambiador de calor de gases de escape se amortiza en un breve periodo de tiempo.

En combinación con los controles de Bosch, las calderas se regulan y operan de forma óptima en función de la carga de los consumidores. Este control de los sistemas garantiza continuamente un alto nivel de eficiencia y una larga vida útil.

El intercambiador de calor de gases de escape integrado se monta en fábrica dentro de la caja trasera de gases como parte de la caldera, conectado en el lado del agua y listo para su uso. También disponible en su versión autosoportada (stand-alone) que puede ser facilmente modernizada. Bosch también suministra el intercambiador de calor a condensación en acero inoxidable como versión autosoportanda (stand-alone), como módulo listo para su conexión.

Aparte del intercambiador de calor a condensación, están disponibles otras opciones que aumentan el rendimiento en combinación con un economizador. Combinado con el refrigerador de agua de alimentación, de precio atractivo, puede aumentarse la eficiencia hasta un 8,6 %. Otra alternativa es combinarlo con el precalentamiento del aire de combustión, lo que permite aumentar la eficiencia hasta un 9 %.